Desde hace ya varios meses mi equipo ha empezado a usar Slack para mantener una comunicación interna más ágil y ordenada. Inicialmente lo usamos como una alternativa a Skype pero, con el tiempo, hemos logrado sacarle el máximo partido.

Slack hoy por hoy se está convirtiendo en la herramienta de comunicación por excelencia cuando trabajamos en equipo.

El objetivo de Slack es centralizar la comunicación de la empresa en un solo lugar, permitiendo el acceso a la comunicación entre miembros y la creación de canales para hablar de temas concretos.

(Pero… ¿No tenemos ya una herramienta llamada Whatsapp web para ello?). Claro que sí. Slack en muchos aspectos es similar a Whatsapp, pero viene con algunas funcionalidades que te van a interesar.

  • Es menos intrusivo
  • Permite instalar aplicaciones
  • Permite el uso de bots para automatización de tareas
  • Permite conectar con otras herramientas (como calendarios o Trello)
  • Enviar archivos
  • Buscar en el historial de la conversación

Si hasta este punto del blog aún no estás del todo convencid@ del uso de esta herramienta, permíteme mostrarte algunos puntos que espero, cambien tu parecer.

Ventajas de usar Slack como el motor principal de comunicación en tu empresa:

Notificaciones avanzadas

En mi oficina, hemos llegado a bloquear las notificaciones de grupos enteros debido a lo intrusivas que pueden llegar a ser. El hecho de que un compañero cumpla años significaba 3 horas de felicitaciones en Skype. Muchas veces nuestros clientes nos piden un demo en vivo y estoy seguro que, entre otras cosas, no está interesado en ver las múltiples felicitaciones que María está recibiendo.

Slack previene esto con el motor de notificaciones avanzadas. Puedes configurarlo a tu gusto para que solamente te notifique cuando alguien menciona una palabra clave como: “reunión” o “almuerzo”, todo depende de tus prioridades.

Crea tu propio conjunto de keywords para que seas notificado de lo que realmente te importa

Adicionalmente, puedes especificar una ventana de tiempo en el que te quieres “desconectar” con la funcionalidad de “No molestar” programada.

Segmentar la comunicación a través de canales

No todo lo que escribes en el chat grupal de la empresa tiene por qué incumbir a todos. La segmentación de información es una pieza clave para la comunicación efectiva.

Slack permite la creación de múltiples canales, ya sean estos públicos o privados para tratar temas importantes y delimitar el acceso a la información de la empresa.

Por defecto los canales #random y #general se crean en el espacio de trabajo. Mi recomendación es crear un canal tanto por equipo como por proyecto interno de equipo. Para ello necesitarás establecer un estándar para nombrarlos.

Intercambio de snippets

No te voy a mentir, esta fue la razón decisiva por la cual decidí moverme a Slack. La versatilidad de lenguajes que soporta es sorprendente así como también la facilidad que brinda para el intercambio.

Múltiples formatos son soportados para el intercambio de snippets

Desde compartir un script hasta mandar una función de tu código. Slack te brinda una plataforma confiable para que tu equipo nunca deje de apoyarse.

Pantalla de creación de un script. (Disclaimer: nunca ejecutes esto en tu ambiente a menos que quieras que tu Information Security Manager pierda la cabeza)

Conectar con aplicaciones externas

Probablemente la funcionalidad que hace que Slack brille por encima de otras aplicaciones de mensajería corporativa es su asombrosa capacidad de integración.

Puede comunicarse con herramientas como Gmail, Google Calendar, Trello y la mayoría de gestores de proyectos.

Como si fuera poco, Slack permite la comunicación con Zapier (para quienes no lo conozcan, Zapier es una herramienta web que permite conectar aplicaciones entre sí y automatizar procesos de trabajo). Esto significa que, usando Zapier podrías conectar, por ejemplo, Splitwise con Slack para de esta manera evitar los engorrosos “friendly and sometimes not that friendly reminders” y generarlos de manera automatizada.

Usando Zapier puedes integrar, por ejemplo, Slack con Splitwise

Además, puedes añadir bots que se comportarán como un miembro más en el chat pero cumplirán funciones específicas. Recientemente instalé un bot para que nos recuerde las fechas de nacimiento de nuestros compañeros de trabajo.

Disfrutar la comunicación

Somos humanos, por lo tanto, somos seres sociales. Las risas, los memes y los emoticones graciosos no tienen por qué faltar.

Slack permite dar un toque divertido y dinámico a las conversaciones. Brinda integración completa con Giphy para el intercambio de esos gifs de gatitos o memes que nunca sobran en un ambiente saludable de trabajo.

Slack también te permite crear tus propios emoticones personalizados

¿Cómo crear un espacio de trabajo en Slack?

Preeliminares

Cuando creas tu espacio de trabajo te conviertes en el propietario principal del mismo.

Si vas a usar Slack en el trabajo, asegúrate de utilizar una dirección de correo electrónico del dominio de tu empresa.

Pasos:

  1. Ve a slack.com/create.
  2. Introduce tu dirección de correo electrónico y haz clic en Siguiente. Busca en tu correo electrónico un código de confirmación de seis dígitos.
  3. Introduce el código de confirmación, ponle nombre a tu espacio de trabajo y a continuación haz clic en Siguiente
  4.  Crea un nuevo canal dentro de tu espacio de trabajo. En los canales se organizan conversaciones sobre cualquier tema, como un proyecto en el que esté trabajando tu equipo.
  5. Añade las direcciones de correo de tus compañeros de trabajo si quieres invitarlos ya. Si lo prefieres, sáltate este paso seleccionando omitir de momento
  6. Haz clic en Abre tu canal en Slack para visitar tu espacio de trabajo.
  7. Selecciona Terminar de registrarse en la parte superior de la pantalla. Introduce tu nombre y contraseña, y luego haz clic en Siguiente.
  8. Revisa el nombre y URL de tu espacio de trabajo, y a continuación haz clic en Finalizar para guardar la información.

Y tú ¿Usas Slack en tu día a día?

Cuéntame tus experiencias en los comentarios.